¿Qué tienen los hayedos que nos crea tanta atracción? ¿Es la belleza de las hojas de todo tipo de colores en el otoño? ¿El ambiente del cuento de hadas? ¿La luz crepuscular que nos aporta paz y bienestar? ¿El crujido de las hojas que se agitan con el viento? ¿La metamorfosis estacional que los define?

El caso es que los hayedos son geniales para descubrir con niños y niñas y el otoño ofrece un espectáculo mágico. En Cataluña tenemos la suerte de contar con muchos hayedos emblemáticos y espectaculares repartidos por todo el territorio, ya que la haya es la octava especie de árbol más abundante en Cataluña.

Los hayedos son bosques llenos de vida, con una fauna y flora características como el boj y el acebo del sotobosque, la hierba hepática, las fresas, o setas como el ruiseñor. Por lo que hace a la fauna, encontramos anfibios como sapos o salamandras que se esconden entre la hojarasca, piquetas y otros pájaros del bosque, jinetas, tejones y otros mamíferos.

Hoy te ofrecemos una selección de 10 hayedos para descubrir en familia, bosques impresionantes con árboles majestuosos que invitan a pasear y disfrutar de la naturaleza y todos los beneficios que nos aporta. Y recuerda que mientras paseas por el hayedo puedes hacer Land Art con los niños y niñas aprovechando los colores de las hojas y los frutos del otoño.

¿Estás a punto para saber qué hayedos hemos seleccionado?

1. Hayedos en el Montseny – Vallès Oriental

En el Parque Natural del Montseny y Reserva de la Biosfera se encuentran varios hayedos espectaculares para disfrutar en todos los sentidos, especialmente en otoño. El Hayedo de Santa Fe es quizás el más conocido, pero para admirar los hayedos y castañares también podemos caminar por Sant Marçal subiendo al Matagalls, por la Obada de las Agudas, o Folgars de Montclús, dónde podemos encontrar los castañares monumentales de la Traüna todo haciendo una paseo por los alrededores de la Traüna. Hay muchos itinerarios y paseos diferentes y adecuados para toda la familia.

  Echad un ojo también a las 6 excursiones para cosechar castañas en el Montseny.

Os podéis alojar en nuestras casas de colonia de La Traüna y Can Masseguer, con el terreno de acampada Els Oms para descubrir los hayedos del Montseny desde dentro del mismo Parque Natural.

2. Hayedo de Jordá – Garrotxa

El Hayedo de Jordá es quizás una de los más icónicos de Cataluña. Crecer sobre una colada de lava que proviene del volcán Croscat, en la Garrotxa. Durante el otoño, este bosque de misterio ofrece un espectáculo impresionante que no nos deja indiferentes, pero tenemos que ir bien pronto por la mañana y salir cuando llega la riada de turistas que inundan los aparcamientos habilitados. ¿Sabías que en el Hayedo de Jordá vive la única colonia de Cataluña de murciélagos más grande de Europa?

Existen varios itinerarios que atraviesan el Hayedo, se puede escoger el que más nos convenga en función de la edad de los niños y niñas:

3. Hayedo de la Grevolosa – Osona

El Hayedo de la Grevolosa se encuentra entre las comarcas de Osona y la Garrotxa, en el término municipal de Sant Pere de Torrelló. En este hayedo de grandes pendientes encontramos árboles de más de 300 años y 40 metros de altura declarados como árboles monumentales por la Generalitat de Cataluña. Es un bosque de silencio y misterio con rincones húmedos y llenos de vida. Si vamos con las niñas y los niños podremos jugar a abrazar los hayos monumentales entre todas. Hay varios itinerarios para llegar: desde Coll de Bracons o desde El Molino de Bracons, en Sant Andreu de la Vola, todos aptos para ir toda la familia.

Si os alojáis en nuestra casa de colonias Les Codines, con el terreno de acampada La Devesa, tardaréis unos 30 minutos para llegar a la Grevolosa.

Santa Fe del Montseny. Foto Víctor Molas Wikimedia

Hayedo de Jordá. Foto Núria Gassó, Fundesplai

Hayedo de la Grevolosa. Foto Núria Gassó, Fundesplai

4. Hayedo de Gresolet – Berguedá

El Hayedo de Gresolet se sitúa en el Macizo del Pedraforca. Se trata de un hayedo maduro con una gran biodiversidad y unos paisajes preciosos en mosaicos de colores. Dicen que es uno de los hayedos más bien conservados del Berguedá. Desde el Santuario de Gresolet tenemos una vista impresionante de la cara norte del Pedraforca. Podemos hacer un itinerario des del mismo Santuario recomendado a partir de 8 años, o hacer una vuelta más larga, a partir de 12 años. Para los niños y niñas es muy atractivo este bosque porque podemos ver varios pies de hayo catalogados en el catálogo de árboles monumentales de Cataluña:

5. Hayedo de Carlac – Valle de Arán

El Hayedo de Carlac es un lugar maravilloso para descubrir la naturaleza de la Valle de Arán en familia. Se puede visitar con un itinerario que empieza en el pueblo de Bausén, situado prácticamente a tocar de la frontera francesa, rodeado de pastos y unas vistas magníficas. En el otoño el paisaje nos seducirá por su gran paleta de tonalidades diferentes, los musgos que tapizan las rocas y los helechos de cuento de hadas.

La excursión circular nos ofrece entretenimiento pasando por puentes sobre un pequeño torrente y bastante desnivel. Es una excursión bastante fácil pero con un poco de desnivel (350m), por lo tanto, recomendable a partir de los 7-8 años, y con niños y niñas más pequeñas, prever mochila portadora. También, en los días claros, desde uno de los puntos más elevados de la ruta podremos contemplar el Macizo de la Maladeta, dominado por el gigante Aneto.

6. Hayedo del Retaule – Montsià

El Hayedo del Retaule se encuentra en el término municipal de La Sènia, en el Parque Natural dels Ports. Es el hayedo más meridional de Cataluña, con unas 50 hectáreas de extensión y rincones de leyenda. Es sorprendente que puedan crecer hayos en el macizo de los Ports, ya que son propios de de latitudes más frías y climas más húmedos. Por esto se encuentran al límite de su distribución geográfica y crecen siempre en la cara norte para que es la parte más húmeda o en el fondo de los barrancos.

En medio del barranco del Retaule encontraréis Lo Faig Pare, un árbol monumental de formas increíbles, 4 metros de diámetro, 25 metros de altura y una edad aproximada de 250 años. Con los niños y niñas podemos intentar abrazarlo entre todos y todas. Si seguimos caminando 2 km más aproximadamente encontramos El Pi Gros del Retaule, otro árbol monumental de 31 metros de altura. El itinerario que os sugerimos a continuación lo recomiendan a partir de 5-6 años.

Indicaciones de cómo llegar a Lo Faig Pare del Retaule desde la Sènia

Hayedo de Gresolet. Foto Montilac Wikimedia

Hayedo de Carlac. Foto Sarrahèra Wikipedia

Hayedo del Retaule. Foto Mikipons Wikimedia

7. Fageda de Bonbac – Osona

El Hayedo de Bonbac (o del Barretó) es un hayedo situado en la Sierra de Milany, cerca de Sant Quirze de Besora y Vidrá, a la subcomarca del Bisaura. Para acceder, hay que ir a Sant Quirze de Besora y allí coger la carretera hacia Vidrá. Un poco después del km. 9, encontraremos una pista sin asfaltar en la izquierda, en buen estado, que llega hasta la ermita de Sant Jaume del Barretó, donde empieza el hayedo. Es un hayedo tranquilo y poco conocido, por donde podremos andar con calma disfrutando de los beneficios de adentrarnos en un bosque centenario. Encontraremos varios ejemplares de más de 4 metros de diámetro y con alturas de 30 metros. Podemos hacer un itinerario con vistas espectaculares que atraviesan el hayedo y nos lleva al Castillo de Milany.

Track del itinerario hasta el Castillo de Milany, recomendable a partir de 7-8 años.

Os podéis alojar en la casa de colonias Les Codines y el terreno de acampada La Devesa, ¡están muy cerca de este hayedo!

8. Hayedo de Sant Amand – Ripollés

La Sierra de Sant Amand está llena de Leyendas. Ubicada en el término municipal de Ogassa, en la comarca del Ripollés. En la umbría (zona norte) de esta sierra crece un extenso hayedo muy colorido. Dicen que es uno de los hayedos más bonitos del Ripollés. Para aproximarnos podemos hacerlo desde Coll de Jou, desde Sant Martí de Ogassa o desde el municipio de Bruguera.

Os podéis alojar en la casa de colonias Mas Cabàlies i el terreno de acampada Els Roures, ¡que están muy cerca de este hayedo!

9. Hayedo de la Albera – Alt Empordà

En las zonas altas del Macizo de la Albera, entre el Alt Empordà y el Rosselló, encontramos un extenso hayedo bien curioso con árboles anchos y bajos, como si estuviesen descabezados. Son rechonchos y al principio cuesta creer que sean la misma especie que los ejemplares altos y delgados de hayedos de zonas más planas como el Hayedo de Jordá. Y es que en la cresta de la Albera la fuerte Tramuntana modela los árboles, evitando que vuelen hacia el cielo. Este efecto del viento transforma el hayedo de la Albera en un hayedo único y singular.

Com un itinerario circular desde el Cuello del Ullat, recomendable a partir de 9-10 años (tiene unos 500m de desnivel acumulado. Podéis ver las recomendaciones para las excursiones de montaña con niños, niñas y jóvenes), pasaremos por el Pico Neulós, el pico más alto de la sierra, nos adentraremos en el hayedo y podremos disfrutar de vistas panorámicas magníficas del Canigó, la plana del Alt Empordà, del Rosselló i hasta del mar.

10. Hayedo de Conangles – Alta Ribagorza

El Hayedo de Conangles es un hayedo mixto de alta montaña situada en la boca sud del túnel de Vielha, y se extiende por el ladero oeste del cierro de Contesa y el barranco de Besiberri, a caballo entre la Valle de Arán y la Alta Ribagorza. Como se caracteriza por la convivencia entre los hayos y los avetos, ofrece un espectáculo paisajístico en mosaico de gran belleza. Es una de las zonas más lluviosas del Pirineo y por lo tanto es un hayedo muy húmedo y sombrío. El torrente del Bessiberri lo atraviesa, formando cascadas que aportan movimiento y diversión a la excursión con niños, niñas y jóvenes.

Podemos hacer una ruta desde el Refugio de Conangles, tocando el hayedo y subiendo hasta el estanque de Besiberri, a casi 2000 metros de altitud. Para hacer esta ruta hace falta tener presente que tiene un desnivel acumulado de unos 500 metros y, por lo tanto, es recomendable hacerla con niños y niñas de más de 10 años. Si vamos con niños y niñas más pequeños podemos simplemente hacer un paseo y descubierta del hayedo alrededor del refugio.

Track de la ruta desde el Refugio de Conangles hasta el Estanque del Bessiberri

Si te ha gustado esta entrada, ¡compártela en las redes!
¡Y a disfrutar del otoño! 😉

close

Estigues al dia de les nostres ofertes i entrades de blog per gaudir al màxim de la natura!

Ya que estás por aquí....

Este verano, más que nunca, los niños y niñas necesitaran actividades en la naturaleza, jugar con amigos y amigas, correr el aire libre...

Y en Fundesplai, más que nunca, tenemos la determinación de dar esta oportunidad a todos los niños y niñas de Cataluña. Queremos que puedan disfrutar de un casal, de una colonias y del esplai.

Ahora más que nunca necesitamos tu ayuda!

Haz un donativo